comprar-un-terreno
[mc4wp_form id="182"]

Puede Realmente Desaparecer tu Sueño de Poseer un Terreno Ejidal

Por la Arq. Maria de la Paz Sevilla

Cuando te embarcas en la aventura de adquirir un terreno, la emoción de construir desde cero un espacio que refleje tus deseos y necesidades es indescriptible. Sin embargo, el proceso de selección y compra de un terreno no está exento de desafíos y complejidades, especialmente cuando se trata de terrenos ejidales en México. Si este es tu caso, es crucial adentrarte en este tema con ojos abiertos y conocimiento de causa, ya que la pregunta que podría estar rondando tu mente es: ¿pueden quitarme un terreno ejidal?

El Panorama de los Terrenos Ejidales

Primero, profundicemos en qué es un terreno ejidal. Los terrenos ejidales son aquellos que pertenecen a una comunidad y se rigen bajo un régimen de propiedad colectiva especial, destinados principalmente para el uso agrícola, ganadero, forestal o habitacional por parte de sus miembros, conocidos como ejidatarios. La ley protege estos terrenos para preservar el modo de vida y economía de las comunidades rurales y ejidales.

La Protección Legal de los Terrenos Ejidales

Para entender si es posible que te quiten un terreno ejidal, es esencial conocer la protección legal de estos. Los terrenos ejidales están resguardados por leyes que protegen los derechos de los ejidatarios y sus familias. Sin embargo, existen circunstancias bajo las cuales un terreno ejidal puede cambiar de manos o perderse, lo que subraya la importancia de estar bien informado y asesorado.

¿Cómo se Pierde la Posesión de un Terreno Ejidal?

Existen varios escenarios que podrían resultar en la pérdida de un terreno ejidal. Uno de los más comunes es la venta o transferencia ilegal de derechos. Aunque los terrenos ejidales no se pueden vender de la misma manera que los terrenos de propiedad privada, algunos ejidatarios optan por «vender» sus derechos de uso mediante procesos no regulados, lo que puede llevar a disputas legales y la posible pérdida del terreno.

Además, el incumplimiento de las regulaciones ejidales, como no utilizar el terreno para el propósito designado o no cumplir con las contribuciones comunitarias, puede resultar en sanciones que incluyen la revocación de los derechos sobre el terreno.

Prevención de Fraudes y Disputas

La asesoría legal juega un papel crucial en la prevención de fraudes y disputas relacionadas con terrenos ejidales. Antes de realizar cualquier transacción, es imperativo verificar la autenticidad de los documentos y asegurarse de que todos los procedimientos se realicen conforme a la ley. Esto incluye revisar el estado legal del terreno en el Registro Agrario Nacional y consultar con un abogado especializado en derecho agrario.

Transformación de Terrenos Ejidales a Propiedad Privada

Una vía legal para cambiar el estatus de un terreno ejidal a propiedad privada es a través del proceso de dominio pleno. Este proceso permite a los ejidatarios convertirse en propietarios plenos de sus parcelas, lo que facilita su venta, alquiler o hipoteca bajo la ley de propiedad privada. Sin embargo, este es un proceso legal complejo que requiere la aprobación de la asamblea ejidal y la realización de varios trámites legales y administrativos.

El Papel de la Asesoría Profesional

La búsqueda de asesoría profesional es indispensable para navegar con éxito el complejo panorama de los terrenos ejidales. Un abogado especializado no solo puede ofrecerte orientación legal precisa sino también ayudarte a evitar posibles fraudes y asegurar que tus derechos como comprador o poseedor de un terreno ejidal estén protegidos.


La compra o posesión de un terreno ejidal en México es un proceso que requiere una comprensión profunda de las leyes y regulaciones específicas. Si bien es cierto que existen riesgos y desafíos, con la información correcta y el apoyo de profesionales expertos, es posible asegurar y disfrutar de un terreno ejidal sin temor a perderlo injustamente. Recuerda que estar informado y contar con asesoría legal adecuada es tu mejor estrategia para proteger tu inversión y tu sueño de poseer un pedazo de México.

La posesión de un terreno ejidal representa no solo una oportunidad de construir un hogar o desarrollar un proyecto agrícola; es también una responsabilidad hacia la comunidad ejidal y sus tradiciones. Al respetar las leyes y contribuir al bienestar de la comunidad, aseguras no solo tu derecho a disfrutar de tu terreno, sino también el respeto y la armonía dentro de la comunidad ejidal.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *