el-color-en-el-diseno-de-interiores

Suscríbete gratis al blog para recibir actualizaciones

El color en el diseño

El significado del color y la teoria del color

Por el Arq. Héctor Solórzano

El color en la arquitectura y en la decoración de interiores no solamente se utiliza en factores estéticos, sino que también se ha demostrado que el color resuelve necesidades psicológicas. El color es un mago que transforma, altera y lo embellece todo o que, cuando es mal utilizado, puede trastornar, desacordar y hasta anular la bella cualidad de los materiales mas ricos.
Los colores fueron utilizados mucho antes que la ciencia reconociera la influencia que tienen para vitalizar el cuerpo y devolver su equilibrio natural, hubo terapeutas que trataron ya a sus pacientes con la ayuda de los colores, bajo una técnica denominada cromoterapia.

Los colores forman parte integral del entorno en el que se vive, actúan grandemente sobre la calidad de vida. En este articulo vamos a hablar sobre la conveniencia de aprovechar las reglas de la cromoterapia para contribuir tambien en la armonía necesaria en el aspecto ambiental de nuestra casa. A fin de proporcionar el más armónico ambiente en los espacios que habitamos aquí te vamos a dar unos consejos muy útiles para aplicar el color.En la vivienda lo primero que debes tener en cuenta es la división de colores en cálidos y fríos, considerándose opuestos o complementarios entre sí. Es imprescindible no olvidar el efecto que tienen los colores al colocarse junto a otro, por ejemplo, el amarillo adquiere más intensidad al ser colocado junto al azul, el color rojo junto al verde; por lo que no se debe tomar un color considerándolo aisladamente, sino estudiando la intensidad que adquirirá según tenga que ir junto a una u otra tonalidad.

La orientación y el color

No todas las habitaciones admiten el mismo color, depende la orientación y del uso que se le vaya a destinar a la misma. Al escoger una gama cromática lo primero en considerar es la procedencia de la luz, las habitaciones que reciben la luz del sur, sin rayos solares directos, requieren colores cálidos del grupo amarillo-rojo. Los espacios que tienen luz del norte, con bastante sol, necesitan colores fríos del grupo verde-azulvioleta. En las habitaciones orientadas al este (salida del sol) los colores se hacen más obscuros, y por ello son usados los suaves, como grises, perla, azulado, marfil, crema claro, etc. En los espacios orientadas al oeste (puesta del sol) los colores se hacen más cálidos, siendo útiles en este caso unos matices suaves algo fríos, como azul cielo, verde azulado, etc.

A todos nos causa una sensación el color y cada uno tiene sus propias ideas sobre el gusto o el desagrado que nos produce ver un color, pero de manera general, todos percibimos una reacción física ante la sensación que produce una tonalidad. Los colores cálidos se consideran como estimulantes, alegres y hasta excitantes y los colores fríos se consideran como tranquilos, sedantes y en algunos casos deprimentes.

El rojo significa sangre, fuego, pasión, violencia, actividad, impulso y acción y es el color del movimiento y la vitalidad; aumenta la tensión muscular, activa la respiración, estimula la presión arterial y es el más adecuado para personas retraídas, de vida interior, y con reflejos lentos.

El naranja es un color que constituye los colores de la emoción da entusiasmo, ardor, incandescencia, euforia y actúa para facilitar la digestión; mezclado con blanco constituye una rosa carne que tiene una calidad muy sensual.

El amarillo es sol, poder, arrogancia, alegría, buen humor y voluntad; se le considera como estimulante de los centros nerviosos. Es el color de la luz, el sol, la acción, el poder y simboliza arrogancia, oro, fuerza, voluntad y estimulo.

El verde es reposo, esperanza, primavera, juventud y por ser el color de la naturaleza sugiere aire libre y frescor; este color libera al espíritu y equilibra las sensaciones.

El azul es inteligencia, verdad, sabiduría, recogimiento, espacio, inmortalidad, cielo y agua y también significa paz y quietud; actúa como calmante y en reducción de la presión sanguínea, y al ser mezclado con blanco forma un matiz celeste que expresa pureza y fe.

El violeta es profundidad, misticismo, misterio, melancolía y en su tonalidad púrpura, realeza, suntuosidad y dignidad; es un color delicado, fresco y de acción algo sedante.

En general se aconseja lo siguiente

  • – Pasillos. Deben predominar los colores cálidos
  • – Comedor quedan bien la mezcla de colores cálidos y fríos.
  • – En la estancia deben predominar los colores cálidos.
  • – Dormitorios deben predominar los colores fríos.
  • – En la cocina la mezcla de colores cálidos y fríos.

Las habitaciones en que se pasa mucho tiempo son resueltas con colores tranquilos y sedantes; los estimulantes son usados para aquellas en que se vive poco. Un living, o sala de estar o comedor que sea ocupado muchas horas requiere matices algo ricos y contrastados que sean alegres y animen; en un dormitorio son usados colores suaves y reposados y en un cuarto de niños los colores vivos y con un buen contraste. Estos principios son genéricos y deben estar supeditados a las reacciones psicológicas de los ocupantes y a motivaciones del gusto. Un interior ha de ser personalizado por la expresión del gusto individual, pues casi todos tenemos una preferencia por determinados colores; por lo general, los jóvenes se inclinan por los colores alegres, mientras que las personas maduras gustan de matices reposados

Lo mejor es una combinación armónica de tonos claros, luminosos y suaves, algo que tambien se debe tomar muy en cuenta es la personalidad de quienes vayan a utilizarlas. Si se trata de personas nerviosas o irritables, deberá darse preferencia a matices pálidos y colores calmantes. Si por el contrario tienen que habitarlas personas indolentes y melancólicas, un exuberante rojo o una mezcla de colores brillantes podrá animar su espíritu.

Los colores expresan estados anímicos y emociones de muy concreta significación psíquica, también ejercen acción fisiológica.

HERMA ARQUITECTOS somos un despacho de arquitectos en Guadalajara. México y creemos que cada edificio en esencia y sus habitantes, son la clave para ciudades más humanas. Síguenos en Facebook | InstagramYouTube

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *